12/10/2019 | Vídeo

Esta es la igualdad que pregonan los comunistas cubanos. Los hijos y nietos de la dirigencia comunista disfruta de privilegios de millonarios, mientras el pueblo que les cree, con la miseria en que lo obligan a vivir, sin oportunidad de reclamar sus derechos y bajo el silencio que le imponen los dictadores, sufre con increíble resignación. Todos pobres menos las familias de la tiranía comunista.